Reliv Blog – Noviembre 2018

BlogNOV1

Por Joyce Ferguson, Miembro del Salón de la Fama y Embajadora Platino.

No podía explicar por qué estaba temblando de miedo cuando agarré mi viejo teléfono fijo a mi oído y luché por encontrar palabras. Era un típico día en 1993, y acababa de decidir construir mi negocio Reliv. Estaba en mi cocina y no corría ningún peligro, y sin embargo tenía miedo. Aun así, tenía miedo de una simple palabra: no.

El miedo, a menudo sin fundamento, puede emboscarnos y privarnos de valiosos momentos de negocios y de la vida. El pequeño riesgo de hablar puede parecer tan aterrador como cualquier otro riesgo empresarial. Incluso podemos querer alejarnos de la tarea en cuestión y pensar en rendirnos porque sentimos que nuestro coraje puede fallar.

Pero de todos modos ¿qué es el coraje?

“Coraje significa actuar frente a tus miedos, no sin ellos”

“MIEDO significa falsa evidencia que parece real”

Leí estas dos citas y muchas otras en libros de negocios y motivación, y las creo. Sin embargo, sólo pude captar estas verdades viviendo con mis miedos y superando la incertidumbre y la incomodidad que los acompañan. La verdad más profunda es que tales citas no pueden explicar el hecho de que no hay forma de evitar el miedo, debes actuar para derrotar al miedo.

¡Sí! Las acciones simples y ordinarias requieren coraje.

Invocar tu fuerza interior e integridad frente a los desafíos diarios de la vida exige coraje. Siguiendo las reglas, respetando las relaciones comerciales, haciendo lo que tú dijiste que harías, viviendo de acuerdo a tus convicciones todos los días… estas tareas requieren que encuentres esa valentía en tu interior, ¡y todos la tenemos!

Si bien a menudo equiparamos el valor con la acción, debemos recordar que escuchar con compasión, incluso en el mundo de los negocios, es un acto valiente. No es fácil hablar y ofrecer consejo o asistencia a alguien, pero cuando lo hacemos, hemos salido de nuestra zona de confort y ¡eso requiere coraje!

Las personas valientes son pacientes y escuchan atentamente antes de hablar. Las personas valientes corren el riesgo de ser rechazadas cuando se acercan a otra persona y le ofrecen soluciones. Las personas valientes arriesgan su reputación y sus relaciones cuando recomiendan soluciones financieras y de estilo de vida que podrían mejorar la la calidad de vida de alguien; no todos aprecian el riesgo o el esfuerzo que conlleva hablar de esa manera.

Habrá rechazos rotundos y suaves “tal vez” que en realidad significan “no”. Habrá “sí” ocasionales que te fortalecerán y te ayudarán a dar tu siguiente paso en tu negocio y con esa persona, pero en ambos casos debes actuar. Y frente a tus miedos de no ser lo suficientemente perfecto o de no saber lo suficiente… podrías tener éxito.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría, Tips de Negocio. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s