Preguntas de Lunasina y Epigenética con el Dr. Galvez

pyrgalvez2

Tú tienes preguntas sobre LunaRich® y el Dr. Gálvez tiene las respuestas. A continuación encontrarás sus respuestas a algunas de las preguntas más comunes.

¿Cómo sabe la lunasina cuáles genes

encender y cuáles apagar?

El péptido lunasina y sus homólogos funcionales en otras semillas se encuentran de manera natural sólo en las células de almacenamiento de semillas en desarrollo. La lunasina se une a las histonas específicas (material de empaque del ADN), permitiendo que las células de almacenamiento repliquen su ADN sin someterse a una división celular. En ese proceso las células de almacenamiento se agrandan y, después de ciclos repetidos, crecen lo suficiente para almacenar los carbohidratos, proteínas y otros nutrientes que necesita el embrión para germinar y convertirse en una plántula. Este papel funcional de la lunasina en el desarrollo de la semilla se conserva en la naturaleza. Durante decenas de miles de años de evolución humana, las proteínas de semillas han sido la principal fuente de proteínas de los seres humanos a partir del cultivo de plantas y leguminosas como alimento. Mi hipótesis es que la lunasina, con sus propiedades aglutinantes de las histonas, ha evolucionado con el genoma humano para optimizar la regulación epigenética de genes importantes para el mantenimiento y la supervivencia humana. Este modelo propuesto de la evolución a través del control epigenético de regulación génica proporciona una explicación de por qué la lunasina tiene efectos bien orientados y coordinados sobre la expresión génica para mejorar la salud y brindar protección contra condiciones ambientales adversas. En otras palabras, la lunasina existe en la naturaleza y proporciona beneficios para la salud por una razón y NO por casualidad. Y siempre recuerda que antes de que hubiera drogas, ya había comida.

Hay otros nutrientes que también funcionan a nivel epigenético. ¿Qué queremos decir cuando decimos que la lunasina es el primer compuesto nutricional al que se le ha detectado esa característica?

Otros nutrientes de alimentos que funcionan a nivel epigenético incluyen el resveratrol de las uvas y el vino tinto, los sulforafanos de verduras crucíferas como el brócoli y el bioflavonoide del té verde, entre otros. El mecanismo epigenético de acción de la lunasina fue descrito en 1998 para explicar cómo la lunasina puede inhibir la expresión génica de los genes insalubres. En el 2001 se publicó una patente que presentó la universidad UC Berkeley en 1998. El mecanismo epigenético de acción para estos otros nutrientes de la comida fue descrito y publicado después del 2001, por lo que la lunasina es el primer ingrediente nutricional identificado que funciona a nivel epigenético.

¿Qué está mostrando la investigación sobre nuestra capacidad para pasar los rasgos epigenéticos a nuestros hijos?

La investigación en curso busca demostrar que las marcas epigenéticas establecidas en el curso de la vida de una persona pueden transmitirse a las generaciones subsiguientes en un proceso llamado herencia transgeneracional. Este fenómeno ya se ha observado en plantas y formas inferiores de animales como moscas de la fruta, nematodos y ratones a través del proceso de paramutación e impresión genómica. La investigación también está tratando de definir mejor las “ventanas de oportunidad” epigenéticas con respecto a la herencia transgeneracional de las marcas epigenéticas, incluyendo fases clave del desarrollo tales como la preconcepción, el embarazo, la infancia y la adolescencia (ver gráfico).

graficolunasin¿Las personas con alergia a la soya pueden tomar LunaRich X?

Estudios realizados en Europa sobre las personas con alergias a la soya han demostrado que la fracción de albúmina de soya en la cual se encuentra la lunasina no causa reacciones alérgicas. Sin embargo, no podemos generalizar para todas las personas alérgicas a la soya, así que hay que tener precaución cuando se toma LunaRich X. Una forma rápida de determinar si uno es alérgico a LunaRich X es poner una pequeña porción bajo la lengua y vigilar cualquier reacción alérgica como comezón e hinchazón. Como siempre, recomendamos que consultes a tu médico si tienes antecedentes de alergias a los alimentos antes de comenzar cualquier régimen de suplemento.

¿Por qué no puedo comer sólo granos de soya (edamame), tofu, leche de soya y otros productos de soya para obtener mi lunasina? ¿Por qué necesito sus productos? ¿Cuál es la diferencia?

No todas las preparaciones de soya contienen niveles efectivos de lunasina bioactiva. De hecho, algunos pueden contener lunasina que cuando se ingiere se vuelve inactiva y no funcional. Cada porción de polvo de soya LunaRich y LunaRich X contiene 25 gramos de aislado proteico de soya de alta calidad y nivel industrial, la cantidad diaria indicada por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) para ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardíaca. Por lo tanto puedes tener la seguridad de que tu cuerpo obtiene una cantidad saludable de lunasina bioactiva cuando consumes productos Reliv con LunaRich.

A través de testimonios sabemos que los productos Reliv con LunaRich proporcionan resultados extraordinarios a cualquier edad, pero ¿La nutrición Reliv y LunaRich se vuelven aun más importantes conforme nuestros cuerpos envejecen?

Entre más pronto la gente consuma una nutrición de alta calidad como Reliv, mejor. Pero nunca es demasiado tarde. El epigenoma cambia a medida que la persona crece y queda expuesta a diferentes ambientes y estilos de vida. Algunos de estos cambios epigenéticos pueden provocar predisposición a graves problemas de salud. La nutrición Reliv y LunaRich pueden ayudar a prevenir y hasta revertir algunas de estas marcas epigenéticas aberrantes y proteger las células de los daños causados por el envejecimiento del cuerpo.

El Dr. Alfredo Gálvez es un reconocido científico investigador en el Centro de Excelencia en Genómica Nutricional, universidad UC Davis, así como Principal Consejero Científico en SL Technology Inc., una subsidiaria de Reliv. El Dr. Gálvez descubrió la lunasina en 1996 durante una investigación en UC Berkely orientada a mejorar el perfil nutricional de la proteína de soya.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia y Salud, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s