Tomando muy en serio la prevención.

Preven

Por: Tina Van Horn, Reliv Product Marketing Specialist

Se podría decir que tomamos la prevención muy en serio aquí en Reliv. Eso es porque sabemos que las enfermedades crónicas son una crisis creciente. En la actualidad, casi la mitad de la población padece al menos una enfermedad crónica, como enfermedades del corazón, asma, cáncer, obesidad, artritis y diabetes tipo 2. Así que en la sede corporativa de Reliv, empezamos nuestro programa Fit3 *. Estamos utilizando los productos Reliv como opciones para complementar nuestra nutrición y mejorar la actividad física regular, por lo que podemos estar más sanos y disfrutar de la vida durante muchos años. Tuvimos que empezar en alguna parte, así que empezamos con nosotros mismos. Estamos tomando decisiones saludables y alentando a nuestros amigos y familiares a participar también. Pero no es necesario un programa comunitario para ayudarles a hacer cambios que lo mantendrán saludable. Pueden hacer pequeños cambios hoy que tendrá un impacto en su salud a mañana.

El problema

De acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), las enfermedades crónicas son responsables de siete de cada 10 muertes en los EE.UU. (1) No sólo son enfermedades crónicas comunes, pero también son muy costosas – que representan el 86 centavos de cada dólar que gastamos en atención de la salud en los EE.UU. (2)

Aunque las enfermedades crónicas están entre los más comunes y más costosos de todos los problemas de salud, también se encuentran entre las más prevenibles. La Organización Mundial de la Salud estima que hasta un 80 por ciento de la enfermedades cardíacas prematuras, enfermedades cerebrovasculares y de diabetes tipo 2, y 40 por ciento de los tipos de cáncer podrían evitarse por completo si las personas evitaran el tabaco, desarrollar hábitos alimenticios más sanos y ser más activos físicamente (3).

Si es realmente tan prevenible, ¿por qué estamos viendo tanto aumento de casos o siguen prevaleciendo algunas de estas condiciones? Si las tendencias actuales continúan, uno de cada tres estadounidenses nacidos en el año 2000 desarrollará diabetes durante su vida (4) y el número de adultos con diagnóstico de artritis se prevé que aumentará de 53 millones de a 67 millones en 2030 (5).

Más de dos tercios de los adultos creen que el sistema de atención de salud debe poner más énfasis en la atención preventiva de enfermedades crónicas, y el 84% está a favor de la financiación pública de este tipo de programas de prevención (6). Millones de dólares se gastan cada año en la investigación, la aplicación de políticas y programas basados ​ para la comunidad que fomenten cambios de comportamiento en las personas para reducir el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, sin embargo, las estimaciones sugieren que la incidencia de la diabetes, la obesidad y el cáncer seguirá aumentando de forma exponencial en los próximos años y décadas.

La solución

Con toda esta inversión y esfuerzo para fomentar los cambios que promueven la prevención, hay una pieza fundamental de la ecuación que a menudo se pasa por alto: USTED!

En última instancia, usted puede tomar decisiones y hacer los cambios necesarios para reducir su riesgo de desarrollar una enfermedad crónica.

Cambios en la dieta son los modificaciones principales que ayudan a reducir el riesgo de contraer una enfermedades crónicas. Tener una buena elección de alimentos y hacer actividad física van de la mano cuando se trata de reducir el riesgo de muchas enfermedades crónicas.

Obtener una nutrición adecuada

Desafortunadamente, la dieta americana promueve el consumo de alimentos de alta energía con mala calidad de los nutrientes. Esta cultura alimentaria actual ha contribuido de manera significativa a la crisis de obesidad que estamos viviendo, lo que impacta directamente en la incidencia de varios problemas de salud crónicos, la función respiratoria, la memoria y el estado de ánimo. La obesidad aumenta el riesgo de enfermedades debilitantes y mortales, como la diabetes, enfermedades del corazón y algunos tipos de cáncer. Lo hace a través de una variedad de vías, algunas tan sencillo como la tensión mecánica de la obtención de sobrepeso y algunos que implican cambios complejos en las hormonas y el metabolismo.

Las dietas que se centran en el consumo de frutas y verduras, granos enteros, proteínas magras y grasas saludables, reduciendo al mismo tiempo los alimentos procesados, grasas trans y azúcares añadidos, se ha demostrado que mejora en mucho los marcadores biológicos, actividades como el ejercicio: mejoran la presión arterial, el peso, la sangre, lípidos, la glucosa y la inflamación.

La Diferencia Reliv

Mientras que conseguir todos nuestros nutrientes directamente de las fuentes de alimentos enteros es ideal, esto no sucede siempre en la realidad, dada la cultura alimentaria actual. La suplementación nutricional sigue siendo la mejor manera de prevenir las deficiencias de micronutrientes. Los suplementos multivitamínicos de Reliv (Reliv Now® y Relìv Now® for Kids), junto con las fórmulas de afecciones específicas son los productos que necesita para llenar los vacíos nutricionales en su dieta y promover una salud óptima.

Hacer bastante ejercicio

La actividad física regular es una de las cosas más importantes que pueden hacer para prevenir las enfermedades crónicas. El ejercicio puede reducir el riesgo y los síntomas de más de 20 condiciones de salud física y mental, y también puede reducir la velocidad lo rápido que su cuerpo envejece.

Los estudios demuestran que el riesgo de contraer una enfermedad coronaria se reduce en un 30% para aquellos que hacen ejercicio por lo menos 150 minutos de actividad física moderada a la semana. Por lo general caminar un promedio de 30 minutos por día, cinco días a la semana, además de tener modificaciones su dieta. Mejoraran sus resultados de mantenerse saludable. El ejercicio también se ha demostrado que sirve para reducir el riesgo de contraer varias formas de cáncer, enfermedades cerebrovascular, la demencia, el síndrome metabólico, la depresión y la artritis.

¿Por qué es el ejercicio tan eficaz en la reducción del riesgo de tantas condiciones? Debido a que afecta beneficamente a muchos biomarcadores que son factores de riesgo directos para varias enfermedades crónicas.

La actividad física regular:

  • Disminuye la presión arterial
  • Mejora el colesterol
  • Ayuda en el Control de peso
  • Fortalece los huesos y los músculos
  • Promueve la función de inmunidad
  • Estabiliza el azúcar en la sangre respuesta

A pesar de los enormes beneficios del ejercicio, muy pocas personas cumplen con esto fielmente.

Muchas enfermedades crónicas son trastornos de por vida y su impacto disminuye la calidad de vida no sólo para aquellos que sufren de la enfermedad, sino también de sus familiares.

Como sociedad, invertimos muy poco en la prevención de enfermades por año.

Una nota del Dr. Carl Hastings

La esperanza media de vida para las personas se reducido en el último siglo debido a los programas de salud pública y a la poca prevención de enfermedades. El reto para el próximo siglo es la prevención de enfermedades crónicas. Afortunadamente, la mayoría de las enfermedades crónicas son altamente prevenibles evitando los factores de riesgo conocidos, como el consumo de tabaco, la mala alimentación y la inactividad física. También tenemos la tecnología más reciente disponible para nosotros hoy, como análisis de sangre y biomarcadores que pueden ayudar a determinar los riesgos individuales de ciertas enfermedades crónicas. Una vez que conocemos nuestros riesgos, podemos tomar medidas para mejorar nuestras posibilidades de retrasar o prevenir la aparición de problemas de salud crónicos. Las fórmulas de nutrición Reliv se han desarrollado con ingredientes que trabajan sinérgicamente para apoyar biomarcadores saludables asociadas con muchas condiciones relacionadas con la edad y crónicas. Como dice el refrán, “Una onza de prevención vale una libra de curación.”

A tu salud,

Dr. Carl W. Hastings

Vice Presidente y Director Científico

 

Fuentes bibliográficas en Ingles.

  1. Centers for Disease Control and Prevention. Chronic Disease Overview page. Available at http://www.cdc.gov/chronicdisease/overview/. Accessed March 29, 2016.
  2. Centers for Disease Control and Prevention. National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion. At a Glance Fact Sheet page. Available at http://www.cdc.gov/chronicdisease/resources/publications/aag/nccdphp.htm. Accessed March 29, 2016.
  3. The Partnership to Fight Chronic Disease About page. Available at http://www.fightchronicdisease.org/about. Accessed March 29, 2016.
  4. Venkat Narayan KM, Boyle JP, Thompson TJ, Sorensen SW, Williamson DF. Lifetime risk for developing diabetes mellitus. JAMA 2003: 290:1884-1890.
  5. World Health Organization. Preventing chronic diseases: a vital investment. Geneva: World Health Organization; 2005. Available from http://www.who.int/chp/chronic_disease_report/full_report.pdf
  6. Two-thirds of adult Americans believe more money needs to be spent on chronic disease prevention programs and they’re willing to pay higher taxes to fund them, survey finds (press release). Atlanta, GA: National Association of Chronic Disease Directors; September 3, 2008.
  7. Centers for Disease Control and Prevention. Morbidity and Mortality Weekly Report. July 10, 2015.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia y Salud, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s